Una sonrisa saludable para una nueva mamá

El cuidado de su recién nacido puede darle menos tiempo para cuidar su salud bucal. Algunas nuevas mamás pueden descuidar u olvidarse de su higiene bucal diaria. Esto puede aumentar el riesgo de enfermedades dentales e infecciones que pueden afectar su salud en general. Su salud bucal es importante durante un embarazo y después del parto. Practicar buenos hábitos de cuidado bucal después de la llegada de su nuevo bebé puede ayudar a prevenir la enfermedad de las encías y otros problemas de la salud bucal. Siga los pasos a continuación para una sonrisa saludable:

  • Mantenga buenos hábitos de higiene bucal. Cepíllese los dientes dos (2) veces al día con una pasta dental con flúor, use hilo dental todos los días, y use un enjuague bucal con flúor y sin alcohol.
  • Coma alimentos saludable. Elija una variedad de alimentos de los cinco (5) grupos de alimentos: frutas, verduras, cereales (granos) integrales, proteínas, y productos lácteos.
  • Bebe agua o leche. Elija bebidas saludables y limite las bebidas azucaradas.
  • Siga los comportamientos saludables. No beba alcohol, no fume, y no consuma drogas.
  • Cumplir con las visitas dentales de rutina después de que llegue su nuevo bebé. Beneficios para la salud dental de ver al dentista después del parto:
    • Continúe con las visitas de atención dental preventivas.
    • Oportunidad de hablar con un dentista a cerca de cualquier inquietud dental, como problemas de las encías y opciones de alimentos saludables para dientes fuertes y encías saludables, especialmente si está amamantando.
    • Comience temprano con el cuidado dental de su bebé.