Cepillarse los Dientes

La atención dental diaria es tan importante como mantener sus citas dentales de rutina. Se requiere cepillarse por la mañana y por la noche durante dos minutos para eliminar adecuadamente la acumulación de placa. Dependiendo de su dieta y el espacio de sus dientes, su dentista puede sugerirle que aumente la cantidad de cepillados por día. Incline las cerdas hacia la línea de las encías, cepille la superficie exterior, la superficie interior y la superficie de masticación de cada diente. Cepillar su lengua para evitar el mal aliento; la capa blanca que encuentra en su lengua es la acumulación de bacterias. Los cepillos de dientes tienen una vida útil limitada, por lo tanto, asegúrese de reemplazar su cepillo de dientes cada tres meses y después de estar enfermo.

Hilo Dental y Enjuague Bucal

¡Usa hilo dental al menos una vez al día! Usar hilo dental ayuda a limpiar el 40% de la superficie del diente. El área de la que el hilo dental elimina la acumulación de placa, es el área más común donde comienzan a desarrollarse las caries. Por último, use un enjuague bucal fluorado por la mañana y noche después de cepillarse los dientes.

Señales de Caries

Entre las visitas de rutina de su hijo a un proveedor dental, es útil realizar inspecciones visuales regulares de los dientes de su hijo.

  • Las manchas blancas y marrones en los dientes de su hijo son signos tempranos de caries.
  • Las manchas negras y los agujeros en el diente de su hijo son signos de caries de moderada a severa.

Cuando los señales de caries dental moderada a severa son visibles, es aconsejable programar una visita con su proveedor dental para evitar que la infección se propague. Otros señales a tener en cuenta que pueden implicar que su hijo sufre caries dental:

  • Problemas para concentrarse en clase
  • Evita comer alimentos duros
  • Se queja de dolor alrededor de la cara, pero no puede identificar dónde
  • Lucha para quedarse dormido durante la noche