Para muchos niños, el mes de agosto marca el comienzo de un nuevo año escolar. A medida que los padres y cuidadores ayudan a sus hijos a prepararse para un año académico exitoso, es importante asegurarse de que la salud bucal de sus hijos sea una prioridad principal. La salud bucal de un niño puede afectar su rendimiento escolar.

Según la Universidad del Sur de California-Health News, los niños que informaron tener dolor de muelas tenían cuatro (4) veces más probabilidades de tener un promedio de calificaciones bajo en comparación con los niños sin dolor bucal. El dolor de muelas también parecía causar más ausencias escolares entre niños y más ausencias al trabajo de los padres.

Una buena salud bucal puede ayudar a un niño a concentrarse en sus estudios escolares y puede ayudar a reducir las ausencias escolares relacionadas con el dolor dental. También puede ayudar a un niño con su alimentación, habla y sueño, que son esenciales para el éxito académico.

Comienza el año escolar con una buena salud bucal

Siga las recomendaciones de cuidado bucal a continuación para prevenir problemas dentales que pueden afectar el rendimiento escolar y la asistencia escolar de su hijo.

Artículos para el cuidado bucal

Los artículos para el cuidado bucal en buenas condiciones pueden ayudar a eliminar las partículas de alimentos y la placa dental de manera más fácil y eficiente.

  • Cepillo de dientes nuevo. Seleccione un cepillo de dientes (manual o eléctrico) con cerdas suaves y un cabezal pequeño. Esto ayudará a limpiar suavemente el esmalte dental y alcanzar los molares posteriores. Recuerda de reemplazar el cepillo de dientes cada tres meses.
  • Pasta dental con flúor. El flúor ayuda a combatir las caries dental. Ayuda a que el esmalte dental sea más fuerte y resistente a las caries.
  • Hilo dental. Hay diferentes tipos de limpiadores interdental como el hilo dental (el más común), palillos de hilo dental y un irrigador bucal de agua. Hable con el dentista de su hijo sobre el tipo adecuado.

Técnicas de cuidado dental

Muchos proveedores dentales recomiendan ayudar o supervisar a su hijo hasta que haya desarrollado buenas habilidades para cepillarse los dientes y usar hilo dental, alrededor de los 7 o 8 años. El dentista de su hijo puede brindarle la guía de cuidado bucal adecuada para la edad de su hijo. A continuación, se encuentran las técnicas de atención dental de la Asociación Dental Estadounidense (ADA).

  • Cepillarse los dientes dos (2) veces al día, durante dos (2) minutos. Coloque una cantidad de pasta dental con flúor del tamaño de un chícaro en las cerdas y coloque el cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados hacia la línea de las encías. Cepille las superficies interna, externa y de masticación de cada diente suavemente, con pequeños movimientos circulares. Lo mejor es cepillarse antes de acostarse.
  • Use hilo dental al menos una vez al día. Comience con aproximadamente 18 pulgadas de hilo dental y enrolle la mayor parte alrededor de cada dedo medio. Sosténgalo firmamente entre los dedos pulgar e índice, dejando una pulgada o dos de hilo dental para limpiar. Mueva delicadamente el hilo dental entre los dientes con un movimiento hacia arriba y hacia abajo y dóblelo alrededor de la base de cada diente, asegurándose de pasar justo debajo de la línea de las encías. Haga clic aquí para ver un breve video sobre cómo usar el hilo dental correctamente.

Rutina de cuidado dental

Ayudar a un niño a comenzar y mantener su rutina de cuidado dental puede ser un desafío. Un poco de creatividad y motivación pueden ayudar a un niño a cepillarse los dientes y usar hilo dental todos los días. Sea paciente y enséñele a su hijo la importancia de los buenos hábitos del cuidado bucal. Aquí hay algunas ideas de la ADA que pueden ayudar su hijo con su rutina del cuidado dental.

  • Cepillar al ritmo. Prueba música mientras su hijo se cepilla los dientes. Elige música que disfrute. Los videos musicales y las aplicaciones móvil de cepillar también son buenas ideas.
  • Ofrezca recompensas. Las calcomanías, los libros o el tiempo adicional para jugar, pueden animar comportamientos positivos del cuidado bucal.
  • Felcite a su hijo. Un simple gesto como una palmada en el hombro o un comentario positivo y una sonrisa, pueden significar mucho para un niño.
  • Ponga el ejemplo. Su hijo puede adoptar buenos hábitos de cuidado dental al observarlo cuidar de su propia salud bucal.

Visitas dentales.

Las visitas dentales cada seis meses son una parte esencial del cuidado bucal de un niño. Un niño con una sonrisa saludable está listo para comenzar un año nuevo escolar.

  • Exámenes dentales cada seis meses. Los exámenes dentales de rutina le permiten al dentista encontrar y tratar cualquier problema dental, como caries dental, en sus primeras etapas, antes de que puedan causar dolor e infecciones que pueden afectar la alimentación, el habla y la salud en general de un niño.
  • Evaulación de salud bucal. Se requiere una evaluación de salud bucal antes de comenzar el kinder o el primer grado. Pregúntele a su proveedor dental o escuela sobre la evaluación dental.

Recursos relacionados

Translate:

<!-- Begin Constant Contact Active Forms -->
<script> var _ctct_m = "2dcd544f1100f9f7a97742861b52d6be"; </script>
<script id="signupScript" src="//static.ctctcdn.com/js/signup-form-widget/current/signup-form-widget.min.js" async defer></script>
<!-- End Constant Contact Active Forms --> 
Translate »